Sábado 15 de Diciembre 2018

Una vigilancia estratégica para la mejor toma de decisiones

Diariamente nos enfrentamos a una sobre carga de información que surge del rápido crecimiento tecnológico a nivel global y, estos nos enfrenta a pensar estratégicamente en que información podemos confiar para tomar las mejores decisiones.

La Vigilancia estratégica, por ejemplo, es una práctica que permite identificar, recolectar y analizar la información que encontramos en diversas fuentes , teniendo en cuenta los ámbitos: político, económico, social, tecnológico, ecológico y legal.

Dicho proceso se está volviendo indispensable para las organizaciones, los centros de innovación e investigación y sobre todo, para los emprendedores emergentes que se enfrentan a un sinnúmero de competidores en el mercado.

Entre las ventajas de la Vigilancia Estratégica se encuentran: la reducción de riesgos, el ajuste de estrategias y la toma de decisiones. Y, esta se puede llevar a cabo a través de herramientas como: los foros, seminarios, congresos, competidores, buscadores, bases de datos, directorios, software especializados y, un conjunto de elementos que permiten comprender las tendencias del mercado.

Ver memorias del encuentro